Inicio > Opinión > Editorial LA SIDRA 186
Opinión

Editorial LA SIDRA 186

Editorial

La presentación de la cosecha 2018 de la DOP Sidra de Asturies marca, por mérito propio, la actualidad sidrera de este mes de junio en el que los eventos sidreros comienzan a acumularse, haciendo necesario escoger entre las diferentes ofertas.

Este X Salón de la DOP Sidra de Asturies pasará a la historia por la calidad de los productos presentados, pero también porque ha sido la expresión de los muchos avances y nuevas incorporaciones de llagareros y pumareros a esta marca de calidad identitaria que, por otra parte, y es justo destacarlo, está sabiendo mantener un perfil muy alto en cuanto a influencia mediática, con una línea de actuación integradora en la que la presencia de la lengua asturiana, con ser aún deficiente, va abriéndose espacio progresivamente, tal como corresponde a un país normal que ame y respete su cultura.

Valdesoto, Carbayín, Llaviana, Ribeseya… las celebraciones alrededor de la sidra no solo van a más, sino que están sabiendo reinventarse; y sin menoscabo de nadie no podemos menos que subrayar las novedades que supone la Folixa de la Sidre de Ribeseya y la importante renovación de la Fiesta de la Sidre en Llaviana.

La sidra se actualiza y reinventa, están poniéndose las bases de lo que será la sidra asturiana para las generaciones venideras, y en ese sentido también hay que destacar la cada vez mayor importancia de los concursos de sidra casera en los que cada vez son más los jóvenes que se animan a iniciarse en la tan ardua como agradecido oficio de llagareru, dando continuidad a una cultura milenaria que no solo se resiste a morir, sino que está más vigente que nunca.

Y ahora que se renuevan los representantes políticos en ayuntamientos y “Principado” tenemos especiales motivos para estar ilusionados con que siga haciéndose bien lo que bien se hacía, y comiencen a corregirse olvidos y humillaciones a nuestra bebida patria. Esperamos que de una vez nuestra sidra deje de ser despreciada por el “Principado” en los actos oficiales y que sustituya de forma definitiva al “vino español”; y puestos a pedir, esperemos que tras once años de injustificables retrasos, se acabe presentando la candidatura de la cultura asturiana de la sidra en Madrid para iniciar el largo proceso que lleve a su reconocimiento por la UNESCO como Patrimonio Inmaterial de la Humanidad. Esperemos

(Visited 667.974 times)

One thought on “Editorial LA SIDRA 186

Comments are closed.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

Esti sitiu ueb utiliza cookies pa que vusté tea la meyor esperiencia d'usuariu. Si continúa navegando ta dando¡l so consentimientu pa l'aceptación de les mencionaes cookies y l'aceptación de la nuesa política de cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies