Inicio > Cultura sidrera > Texto íntegro del Pregón de Carlos Rubiera en la XIV PSLA
Cultura sidreraEventosOtrosPSLA

Texto íntegro del Pregón de Carlos Rubiera en la XIV PSLA

El Pregón de la XIV Primer Sidre L’Añu fue realizado por el músico y escritor Carlos Rubiera, y dado su interés nos pareció adecuado recogerlo íntegramente aquí.

 

PREGÓN DE CARLOS RUBIERA EN LA XIV PRIMER SIDRE L’AÑU

     Bon día a tola xente presente y munches gracies pola confianza y la disposición pa escuchar lo que, apretando col fusu y la palanca de la voluntá la magaya del maxín, fui quien pa discurrir a manera de pregón pal entamu d’esta XIV edición de la Primer Sidre l’Añu; una edición que, nesti 2024, va facese per primera vegada fuera les llendes del muséu (llugar nel que s’amuesa, davezu, lo que foi y yá nun ye) pa salir al abertal de Cimavilla, au ta l’orixen y la sencia de Xixón. Ansina qu’a esti cambiu forzáu d’ubicación tenemos de velu col simbolismu que mos trai y, darréu, talantalu como una oportunidá: Si una pequeña villa marinera como Xixón acabó siendo una gran ciudá, tamién una folixa sidrera como ésta pue medrar hasta algamar, col tiempu, una dimensión qu’agora nun podemos nin imaxinar. Y esa ya la oportunidá: la oportunidá p’atalantar qu’igual llegó’l momento de sacar la fiesta de la primer sidre del añu del espaciu llendáu del muséu pa ponela, mirando l’horizonte del futuru, nun espaciu urbanu que pue dir enanchando col tiempo pa espurrir les sos actividades al conxuntu la ciudá. Dexo equí esta idea col enfotu de que guañe y medre na tiesta de los entamadores pa facese nun futuru realidá.

     Pero, más p’allá d’esta idea, arreyada a la novedá d’esta edición, ¿qué vos pue cuntar un pregoneru que vos pueda interesar?…

     Si yo fuere un eruditu, relataríavos noticies atopaes nos llibros tocantes a la sidra na antigüeda, o a los vezos sidreros n’otres partes del mundo nes que tamién se fai. Pero nun soi un eruditu, ansina que, si me lo permitíis, voi cuntavos una hestoiria más cenciella y personal:

     Ello ye que nací en Cabueñes (seguramente como munchos de los que tais güei equí), pero non na maternidá del Hospital, sinón nuna casina del Altu L’Infanzón, que yera la casa mio güela María, la madre de mio ma. Esa casina, que sigue esistiendo, taba a unos 150 metros de los llagares de Sidra Acebal; y a 200 metros de los llagares d’un que llamaben Manción; y a 300 metros d’un llagarín pequeñu daquella qu’agora ye’l de J.R. ; y a poco más, del llagar de La Mangada. Mio madre naciera y criárase ellí, naquella casina del Altu L’Infanzón au por fuerza tenía de llegar l’arume la magaya pel tiempo de mayar. Ansina qu’esi arume inconfundible y familiar llévolu grabáu na memoria, por herencia xenética camiento yo, dende muncho primero de tener visto un llagar.

     A los pocos díes de nacer, mio madre llevóme pa Caldones, pal barriu de Garbelles, que foi onde me crié na casa de mio güelu Ramón, el padre de mio pá. Y naquella casa de Garbelles tamién arrecendía a mazanes y a magaya pel tiempu de mayar, porque mio padre, amás de coles vaques, tamién trabayaba faciendo sidra cola mazana de les pumaraes de casa, y d’otres caseríes de per ellí, pa vendé-yoslo a los chigres de Xixón: En sidreríes mui conocíes per aquel entós, como La Verja, La Zamorana, El Carteru, Rubiera o Luis Canal, escanciábase davezu Sidra Garbelles, que yera lo que facía mio pá.

     Pero ye que, amás del llagar de casa, había tamién otros llagares nes caseríes de la vecindá; llagares a los que díbamos n’andecha a echar una mano al rabil del molín de la mazana y a tirar de la palanca pel tiempu de mayar.

     Foi nesi ambiente de cultura sidrera onde nací y medré; una cultura tradicional na que la sidra taba presente a diario y de munches maneres na vida familiar: Mio madre, siendo mui moza, yá diba a trabayar a los llagares d’Acebal. Mio padre, antes de yo nacer, yá se ficiera cargu del llagar familiar. Y yo, con ocho o nueve años, yá aidaba a mio padre a da-y los cortes al llagar y metíame adientro nos toneles pa llavalos curioso a mano, con una maguera y un cepiyu de raíz en terminando de corchar… Na casa vieya de Garbelles, onde pasé la infancia y la primera mocedá, nun se ponía’l xarru l’agua enriba la mesa al tiempu de xintar: namás bebíemos lleche de les vaques y sidra del llagar.

     Sigo viviendo ellí, en Garbelles, onde me crié. Toi ellí por decisión propia, dempués de vivir unos cuantos años na ciudá. La Casa na que vivo ta fecha no que yera’l sobráu del llagar de mio pá; un llagar nel que sigo faciendo sidra casero cada dos años, xunto colos fíos y nietos, que siguen con gustu la tradición familiar. Dende’l teyáu de mio casa vense los llagares de Menéndez, en Fano. Dende la finca au tengo les oveyes xaldes, vense los llagares de Trabanco y de Canal, en Llavandera. Un poco más p’abaxo, tán los llagares d’Angones y Muñiz. Ansina que na contorna de mio casa, faise la cuarta parte de tola sidra que se fai nel país.

     Nesa contorna, nesi guapu valle del ríu Muriel que baxa dende La Collada hasta Xixón, hai cientos y cientos de finques y praos nos que yá nun se ven vaques, nin tampoco pumaraes… Según me tien dicho Samuel Trabanco, n’Asturies fáense cada añu alrodiu los 50 millones de llitros de sidre. Pa ello hai menester mayar unos 70 o 75 millones de kilos de mazana. Pero n’Asturies nun lo hai: más de la mitá de lo que se maya hai que traelo de fuera; de Chequia, por exemplu, que tá un daqué más p’allá de Tinamayor, según me paez. Y eso son perres que nun queden equí: 10 0 12 millones d’euros cada añu, que daríen pa vivir más de 300 families nes aldees, que nun ye una cifra pa despreciar cuando se fala del abandonu les zones rurales del país.

     ¡Hai que llantar pumares, amiguinos!… La sidra nun ye solo una tradición cultural que mos identifica como pueblu y de la que podemos tar bien arguyosos, y con razón, (declárenla o non patrimoniu inmaterial de la humanidá). La sidra ye tamién una industria agroalimentaria viva, actual y con un enorme potencial. Y como cultura viva que ye, nun hai menester enseñala nel muséu. Por eso tamos equí.

     Pero esta folixa sidrera nun ha ser solo pa beber y festexar la sidra nuevo del añu, que de por sí ta perbién. Ha ser tamién una ocasión pa la reflexón y la reivindicación: Nun podemos permitir que la xente siga marchando de les aldes en tropiella, quedando medio abandonaes miles de finques nes que se podríen llantar cientos de pumaraes que diben quitamos de tener que dir a por mzana pa sidra más p’allá de los Pirineos….

     ¡Toca llantar pumares, amiguinos!… Cualquiera lo puede facer (l’Ayuntamientu tamién): El que tenga sitiu pa llantar un pumar, que llante un pumar, non una palmera o un ciprés. Y el que tenga sitiu pa cien, que llante cien… Nun hai sidra ensin mazana, nin mazana ensin pumares. Si queremos beber bona sidra, habrá que tener pumaraes con variedaes d’equí. Yá lo diz el cantar tradicional: “Muncho me gusta la sidra / por eso planto pumares”…

     Yo yá los tengo llantaos na finca familiar de Garbelles. Non cien, sinón un cientu y dalgún más. Y agora que yá tan dando, préstame entonavos el cantar que discurrí acuantayá y que grabé pal tercer CD de la triloxía “30 Asturianaes”:  “Tengo yo una pumarada / con más de cien pumarinos / ¡con más de cien!,/ pa saca-y nos años bonos / más de trentamil culinos. / Y cuando apaño mazanes / allá na mio pumarada / faigo una posa contentu / y canto una asturianada.”

      Y agora…  ¡Que cancie y escancie la sidra!  /   ¡Que viva y reviva la fiesta!

                         ¡Y que dure una selmana / esta folixa asturiana: / la folixa que mos presta!    

                                                                                                                                   ¡Puxa Asturies!    

(Visited 2.562.653 times)
Compartir

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

Esti sitiu ueb utiliza cookies pa que vusté tea la meyor esperiencia d'usuariu. Si continúa navegando ta dando¡l so consentimientu pa l'aceptación de les mencionaes cookies y l'aceptación de la nuesa política de cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies