Inicio > Sin categoría > La pasión sidrera volvió enllenar les cais
Sin categoría

La pasión sidrera volvió enllenar les cais

La procesión de la sidre atraxo a devotos pelegrinos, veníos de bien llueñe a celebrar el Sidracrucis

Malagueños, murcianos, madrilanos, lleoneses y, nidiamente, asturianos demostraron ayeri como se santifiquen les fiestes en Asturies, nun vienres de pasión sidrera que los llevó por chigres y llagares.

La primer parada foi na sede de la Revista LA SIDRA, onde los participantes recibieron el so “Kit” Sidracrucis, consistente n’identificador personal, fueya d’istrucciones, camiseta oficial “País de la sidre” etiqueta esclusiva, bonu pa la comida na Primera Sidre l’Añu, entrada de baldre pal domingu y un vale por una segunda botella de regalu na Sidrería la Montera Picona, too ello mientres se tomaben los primeros culinos y ensayábase l’himnu del Sidracrucis.

D’ende, en procesión siguiendo a los gaiteros, directos a los primeros chigres: El Sauco, Parrilla Antonio y la Montera Picona de Ramón, onde hai qu’estimar l’esforciáu llabor de el escanciadores que nun dieron tregua. Afortunadamente los pinchos qu’acompañaben fixeron más fácil el llabor a los participantes; nesi sen ye necesario destacar la bayura y variedá sirvía na Montera Picona, que convirtió la so parada nuna auténtica espicha.

Una vegada cumplíu’l pasu poles sidreríes de Xixón, el siguiente yera visitar el Muséu del Pueblu d’Asturies, onde tuvo llugar la entrada triunfal na Primer Sidre l’Añu, acompañaos siempres polos gaiteros y ovacionados pol públicu presente. Ellí permanecieron, esfrutando de la barra llibre y les actividaes, hasta que llegó la hora de la visita cultural y coyeron l’autobús, camín de Nava, onde visitaron el Muséu de la Sidra, especialmente interesante pa los que veníen de fora.

Y yá que tábamos en Nava, ¿Cómo nun visitar el llagar del ganador de la Meyor Primer Sidre l’Añu? Asina que fuimos a visitar a Roza, onde Juan y Paloma mos recibieron, ufiertáronnos la so sidre, directamente dende los toneles de maera que caractericen esti llagar.

Entá quedaba otra parada en Nava: les sidreríes El Florida y La Plaza, onde nuevamente se punxo a prueba la velocidá y bon faer de los echaores, mientres nos gasayaben con nuevos pinchos colos que dir forrando la sidre. La plaza de Nava tornóse mientres un tiempu nel meyor escenariu onde los sidracruceros baillaron y cantaron, hasta que llegó la hora de la última parada.

En Quintueles esperaba la sidre del Llagar de Frutos, que nos abrió les sos puertes pa la apoteósica espicha final, remate perfechu pa una intensísisma xornada sidrera.

(Visited 2.658.678 times)
Compartir

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

Esti sitiu ueb utiliza cookies pa que vusté tea la meyor esperiencia d'usuariu. Si continúa navegando ta dando¡l so consentimientu pa l'aceptación de les mencionaes cookies y l'aceptación de la nuesa política de cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies