Inicio > Eventos > PSLA > Sidracrucis, Asturies tien otra pasión
PSLA

Sidracrucis, Asturies tien otra pasión

Los esforciaos penitentes del Sidracrucis 24 culminaron con ésitu la dura preba sidrera que los llevó en solemne procesión de chigre en chigre y de llagar en llagar

La mañana entamó con ganes: media hora anantes de la cita ya teniemos a dellos participantes al pie del llocal de la Revista LA SIDRA, puntu de partía del Sidracrucis, naguando por entamar. Lo primero, por supuestu, el repasu a les normes, el repartu d’etiquetes del Sidracrucis y l’ensayu musical col himnu oficial de la ocasión, el “Xermanín, échame un culete” nes anxelicales voces de los penitentes, que retumbaría depués peles cais y chigres de la ciudá.

La primer parte del nuesu percorríu penitente dedicóse a los chigres de Xixón, cola primera parada na Montera Picona de Ramón onde non solo nos recibieron con una mesa de pinchos “de lux” sinón que cuntamos col equipu más  prometedor d’echaores del campeonato, incluyendo al campión Wilkin Aquiles y a la primer clasificada femenina, Alejandra Venegas.

 

 

D’ehí tiremos pal barriu’l Natahoyo onde los vecinos recibieron la procesión con bailles y aplausos dende les ventanes. Ye de xusticia destacar la xenerosidá del pincheu, tanto na Sidrería El Mostachu como la Sidrería Trebol, asina como’l bon tratu dispensáu que mos ficieron sentir como en casa. En ca sidrería fuimos recibios por profesionales echaores que nun dexaron que pasaremos un minutu de sede y por meses d’avituallamientu atarraquitaes de los pinchos más variaos y saborguiosos.

Depués d’esti aniciu había que demostrar la fe que mueve montañes peregrinando en más o menos solemne procesión peles cais de Cimavilla, siguiendo a los gaiteros y a la botellona y sosprendiendo a tolos que pel barriu esperaben otru tipo de procesión. Asina lleguemos, ya con fame y sede, a la Primer Sidre l’Añu, en l’Atalaya, onde teníen una mesa reservada pa nos con más comida y por supuestu, la sidre de mediu centenar de llagares esperando por nosotros. Aprovechamos la ocasión pa echar unos bailinos, ya que tábemos allí.

A eso de les cuatro y media tiremos camín de la viniente parada: el llagar de Sidra Cortina, onde tuvimos el lluxu de ser atendios personalmente por Tino, llagareru de munches xeneraciones con tonelaes de saber sidreru que los penitentes supieron aprovechar pa facer montones d’entrugues y deprender, mientres probábemos la sidre d’estremaos toneles.

La siguiente parada, yá la penúltima, llevónos a Nava, los chigres de La Florida y Plaza, onde nuevamente fuimos agasayaos con xenerosos pincheos mientres nos echaben sidre y los gaiteros animaben a la concurrencia cola so música, ensin que la lluvia qu’entamó a esa hora de la tardi detuviere a los penitentes sidreros.

El remate a tan dura xornada foi nel Llagar de Lolina, en Sorribes, onde llegaron tolos participantes en bones condiciones y entá con munches ganes de xaréu, comu quedó demostrao con bailles, cancios y munches rises. Lo que ya costó más foi acabar cola espicha, porque la fartura yera acumulativa, pero la Sidra Roza ayudó muncho.

Depués de tan dura xornada, los penitentes tornaron al llar cola satisfación del deber cumplíu y grandes sonrises. Esperámoslos güei, a ellos y a toos vosotros, na Primer Sidre l’Añu, que’l díe pide sidre. Recordai, en Cimavilla.

 

 

(Visited 2.562.681 times)
Compartir

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

Esti sitiu ueb utiliza cookies pa que vusté tea la meyor esperiencia d'usuariu. Si continúa navegando ta dando¡l so consentimientu pa l'aceptación de les mencionaes cookies y l'aceptación de la nuesa política de cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies