Inicio > Opinión > Editorial LA SIDRA de Agosto’23 (nº 232)
Opinión

Editorial LA SIDRA de Agosto’23 (nº 232)

Editorial

La sentencia del Tribunal Supremo revocando sentencias anteriores y estableciendo que la propiedad de la botella de sidra ‘molde de hierro’ pertenece en exclusividad a la Asociación de Sidra Asturiana, es, sin lugar a dudas, la noticia sidrera del mes y quizás del año.

Una sentencia que nos deja un agridulce sabor, dulce porque reconoce que la botella de sidra tradicional es propia de Asturies y agrio porque concede a una asociación privada –la Asociación de Sidra Asturiana, a quien felicitamos desde aquí por su triunfo- la propiedad de esa botella.

Eso supone que los llagares asturianos que no pertenezcan a la misma dependerán de la buena voluntad que pueda tener esta asociación y, en último término, la sentencia tampoco garantiza que la botella de sidra asturiana vaya a ser utilizada únicamente por llagares asturianos, puesto que podrá serlo por todos aquellos que cuenten con la autorización de ASSA, independientemente de donde sean o donde elaboren la sidra.

De hecho nos encontramos con que un patrimonio común de los asturianos, de libre disposición para asturianos o no, pasa a ser propiedad de una asociación privada.

Pero hay más. El que la sentencia reconozca la identificación entre la botella ‘molde de hierro’ y la sidra asturiana entra en colisión con la ley que regula la DOP sidra de Asturies, puesto que en la misma se establece que la sidra que no sea de llagares adscritos a la DOP no podrá contar con ningún tipo de símbolo o marca que la relacione con Asturies… Como consecuencia de ello cabría interpretar que únicamente podrán utilizar la botella tradicional asturiana los llagares de ASSA –o por ella autorizados- para su sidra DOP.

En el fondo de este conflicto subyace, como viene siendo ’marca de la casa’ la dejadez y desinterés del ‘Principado’, a quien le correspondía litigar por esa botella ‘molde de hierro’ como patrimonio asturiano y ponerla por tanto a disposición de todos los llagares asturianos- pero que, como es habitual, dejó pasar esa oportunidad.

Por lo demás, este mes de agosto está siendo especialmente lucido para la sidra, y pese a la masificación turística que padece nuestro país, lo cierto es que fiestas, certámenes y festivales sidreros o que tienen a la sidra como protagonista, triunfan de forma espectacular. Y es que afortunadamente el mundo de la sidra está muy vivo.

Para recibir el PDF hace falta estar dado/a de alta en el whatsapp de LA SIDRA


(Visited 2.546.882 times)
Compartir

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

Esti sitiu ueb utiliza cookies pa que vusté tea la meyor esperiencia d'usuariu. Si continúa navegando ta dando¡l so consentimientu pa l'aceptación de les mencionaes cookies y l'aceptación de la nuesa política de cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies