Inicio > Sin categoría > Entamu LA SIDRA d’Abril (Nb. 240)
Sin categoría

Entamu LA SIDRA d’Abril (Nb. 240)

Entamu

Entamó la temporada sidrera asturiana con una Primer Sidre L’Añu heróica, na que la voluntá y la solidaridá permitieron superar inxustificables torgues coles que pretendió acabase con esti eventu referencial nel panorama sidreru asturianu.

Entamó superando mezquindaes, y sigue cola progresiva puesta en marcha de l’actividá sidrera: llagares, sidreríes, merenderos, fiestes de la sidre, fiestes de prau, eventos gastronómicos… Hai un impresionante dinamismu sidreru que va dir a más nos próximos meses, hasta protagonizar en bona midida l’axenda festiva asturiana.

Tamos nun bon momentu, pendientes de que se faiga realidá l’allampada reconocencia pola Unesco de la nuesa cultura sidrera, y daqué esmolecíos pola aparente falta previsión institucional énte esti previsible ésitu internacional, darréu que nun se tien conocencia de programa al respeutu, nin s’avanzó nel reclamáu Plan Estratéxicu de la Mazana y la Sidre, nin na definición y control de les característiques que tien de tener un establecimientu hosteleru pa ser consideráu sidrería, nin na reconocencia profesional y llaboral de la figura del echador/a.

Lo que sí ta observándose ye una creciente presencia de la sidre asturiano nos stands institucionales que representen a Asturies nos certames turísticos y gastronómicos dientro y fora del nuesu país.

Ta potenciándose’l sidraturismu y constátase la so progresión. Agora bien, hai que ser conscientes de que si esti sofitu institucional nun va acomuñáu a les necesaries midíes d’adaptación / definición del sector de la sidre, tamos empuestos a acabar siendo una caricatura de nós mesmos, a acabar exerciendo de ‘reserva india’ pa turistes.

Hai que ser conscientes de que la cultura asturiana de la sidre funciona como reclamu pal turista, ávidu de singularidaes y nueves esperiencies, pero esta arribación turística nun supón nenguna progresión pal sector sidreru, nun supón un mayor consumu del productu nin la potenciación de nueves variedaes de sidre, y bien al contrariu, convierte a sidreríes en cases de comíes, onde nun se puede tomar sidre porque too xira alredor de los menús, y porque la estacionalidá y masificación turístico nun permite sustentar a profesionales del escanciáu.

Son bonos tiempos, pero hai que saber aprovechalos

 

Pa recibir el PDF de la revista fai falta tar dáu/da d’alta nel whatsapp de LA SIDRA ¡Gratis!

(Visited 2.614.965 times)
Compartir

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

Esti sitiu ueb utiliza cookies pa que vusté tea la meyor esperiencia d'usuariu. Si continúa navegando ta dando¡l so consentimientu pa l'aceptación de les mencionaes cookies y l'aceptación de la nuesa política de cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies