Inicio > Cultura sidrera > La sidra no es botellón
Cultura sidrera

La sidra no es botellón

Diferentes fiestas de prau están optando por un modelo de diversión en donde se prefiere bebidas como la sidra ante las llamadas “blancas”

LA SIDRA.- Estamos ya inmersos en las fiestas de prau asturianas. Y si bien la sidra siempre ha sido un elemento fundamental en este tipo de manifestaciones culturales, hay que reconocer que en los últimos años los jóvenes se habían decantado más por consumir otro tipo de bebidas con alta graduación alcohólica.

Sin embargo, este año ha habido un cambio. Fiestas como la de Castiello y, la más sonada, la del Carmín en La Pola, han optado por prohibir el botellón. Ojo, no las bebidas alcohólicas, lo que no se quiere es que los asistentes lleguen con varias bolsas de plástico llenas de vodka, ginebra o ron; refrescos con altos índices de azúcar, que todo se mezcle… y a “ponerse ciegos”. “Se pierde el sentido de la festividad” claman los organizadores.

A las voces que señalan que lo se busca es recaudar más dinero en las barras; y su consiguiente respuesta de: “solo así se puede obtener dinero para la fiesta del siguiente año”; se suman las recomendaciones de la sanidad pública señalando que cada vez hay más intoxicaciones etílicas en personas más jóvenes.

La sidra es una bebida cultura, que siempre ha estado presente en las celebraciones asturianas. Especialistas, médicos y miembros de la administración asturiana destacan su baja graduación, e incluso, sus beneficios para la salud si se bebe con moderación. También es una bebida asequible,y eso se ha notado en el momento en que —al prohibir la entrada con “bebidas blancas” a las fiestas— los jóvenes se decantan por la bebida propia de estas tierras. Los llagareros llevan años diciendo que los jóvenes están optando por otro tipo de bebidas. Quizás la prohibición del botellón ayuda a revertir un poco esa situación. Pero claro, hay que exigir también a los elaboradores que la sidra que se venda… por favor, sea de calidad.

(Visited 656.652 times)
Estíbaliz Urquiola
Barriga llena corazón contento. Esta máxima siempre me ha acompañado. Como a muchas y a muchos nos ha pasado, mis primeros recuerdos están relacionados con la cocina de mis abuelas que se dedicaron moral y profesionalmente a la cocina, además de su trabajo en la casa. Estudié periodismo y después de pasar por varios diarios, televisiones y emisoras de radio; decidí que mis grandes pasiones conviviesen en armonía. En la Universidad Complutense de Madrid me gradué en el Curso de Experto en Periodismo Gastronómico y Nutricional. Gracias a ello entré a trabajar en la revista LA SIDRA como redactora y ahora intentaré llevar esta sección a ver qué tal se me da. Para mí no hay nada más satisfactorio que descubrir tapas, raciones, platos o postres en todo tipo de lugares. Desde hace años los he ido apuntando en una agenda, por si algún día me pedían una recomendación. Bueno, pues llegó el momento de publicarlas, eso sí, con toda la humildad del mundo. No soy crítica gastronómica, solo que disfruto un montón comiendo y bebiendo en Asturies, el mejor país para hacerlo. Muchas gracias a todas y a todos y ya sabéis… ¡Salud y buenos alimentos!

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

Esti sitiu ueb utiliza cookies pa que vusté tea la meyor esperiencia d'usuariu. Si continúa navegando ta dando¡l so consentimientu pa l'aceptación de les mencionaes cookies y l'aceptación de la nuesa política de cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies