Inicio > La sidra > Entamu LA SIDRA de Payares’22 (Nb. 223)
La sidraOpiniónRevista

Entamu LA SIDRA de Payares’22 (Nb. 223)

Entamu

Llega esti mes de payares cola inercia d’un ochobre intensu nel que ‘Xixón de Sidre’ y el concursu de la Meyor Sidre Casero d’Asturies marcaron el puntu cimeru d’una temporada sidrera que va rematando, pa tornar escomenzar de nueu col ciclu de la pañada de la mazana y la mayanza.

Precisamente agora, cuando práuticamente nun hai mazana que pañar y faise preciso recurrir masivamente a la importación de mazana y mostiu, ye cuandu se pon nuevamente n’evidencia l’anómala situación que se vive nel seutor sidreru, valeru non solo d’una planificación estratéxica, sinón de les mínimes previsiones de futuru nun aspeutu tan básicu como ye la materia primo.

Paez imposible qu’a díi de güei Asturies nun pueda disponer de la mazana preciso pal so propiu suministru, tantu más cuanto que la demanda ye básicamente previsible d’un añu a otru, y el problema repítese periódicamente, ca medios años, cuando la vecería pon de manifiestu la incomprensible incapacidá de solucionar un problema que yá ye hestoria na mayor parte d’Europa.

Ye cierto que la especial orografía asturiana enzanca la esistencia de grandes pumaraes y la so mecanización, tamién lo ye que la especulación urbanístico na franxa costera asturiana (consecuencia principalmente de la masificación turístico y de la segunda vivienda ‘vacacional’) torga l’aprovechamientu d’una superficie bien afayaíza pa esta triba cultivos; pero percima de toos esos fautores ta la inesistencia de planificación y d’una política nidia, definía y tresparente de sofitu al seutor, escomenzando pela base: la mazana.

D’otra miente, tamos en tiempu d’amagüestos, una cellebración tradicional que forma parte importante de la cultura asturiana de la sidre que se repite felizmente per tol territoriu asturianu p’allegría y esfrute de piqueños y mayores, y que pon en valor la ‘sidre’l duernu’, la sidre dulce, cuya evidente potencialidá económica inda ta pendiente desendolcar.

Y mentantu, adulces, van enllenándose tinos y toneles, preparándose la nueva sidre que vamos poder dir viendo evolucionar progresivamente, que vamos esfrutar na prósima temporada sidrera nesti ciclu incesante, y que tendremos la oportunidá d’esfrutar llargamente pa selmana santa, na tradicional Primer Sidre l’Añu.

 

(Visited 1.653.604 times)
Compartir

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

Esti sitiu ueb utiliza cookies pa que vusté tea la meyor esperiencia d'usuariu. Si continúa navegando ta dando¡l so consentimientu pa l'aceptación de les mencionaes cookies y l'aceptación de la nuesa política de cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies