Inicio > Opinión > Plan Estratégico de la Sidra y la Manzana
OpiniónSin categoría

Plan Estratégico de la Sidra y la Manzana

La directora general de Desarrollo Rural, Mª Jesús Aguilar anuncia que se está trabajando en un Plan Estratégico, con horizonte en 2030

Todo parece indicar que el indispensable Plan Estratégico de la Sidra, que con tanta reiteración hemos exigido desde la revista LA SIDRA, puede llegar a ser una realidad, al menos eso indican las declaraciones  realizadas por Mª Jesús Aguilar, directora general de Desarrollo Rural, que afirma que ya se está trabajando en el mismo para conocer cuales son las necesidades, carencias y previsiones del sector y marcándose como horizonte el 2030.

La ausencia de dicho Plan Estratégico venía siendo denunciada por la revista LA SIDRA desde hace años, siendo una reclamación cada vez más asumida por el sector de la sidra y la manzana, conscientes de que sin el mismo no es posible seguir avanzando. A estas alturas no existen datos fidedignos ni de la producción de manzana ni de sidra, ni del consumo real, ni una mínima trazabilidad del producto, muchísimo menos existe una planificación, unos objetivos, ni una valoración de resultados.

Hasta la fecha, el “Principado” se ha limitado a realizar muchas declaraciones públicas sin contenido real, a dar ayudas y subvenciones sin un criterio estricto ni una programación conocida, y a permitir que el sector siguiera avanzando gracias a su propio dinamismo.

Disponer de un Plan Estratégico permitiría saber hacia donde se dirige el sector, enfrentarse al tremendo problema provocado por las políticas del Estado español sobre Asturies, especialmente en lo que se refiere a la destrucción del tejido socio-económico asturiano, y  a la emigración  forzada de la juventud y que están provocando –entre otras cosas- una debacle poblacional sin precedentes, lo que supone una importantísima disminución del mercado potencial de la sidra, y augura unas mayores dificultades a corto plazo.

Por si esto fuera poco, la desindustrialización salvaje a la que esta sometido nuestro país hace que el  sector de la sidra y la manzana adquieran una mayor relevancia proporcional, siendo de los pocos que –gracias a no depender de decisiones estatales- mantiene su vitalidad y tiene opciones a convertirse en un auténtico factor de desarrollo económico en Asturies.

La existencia del Plan Estratégico permitiría conocer cual es la situación real de la sidra y la manzana en Asturies, planificar, fijarse objetivos, valorar resultados, realizar inversiones, incentivar el desarrollo con ayudas y subvenciones con criterios conocidos y objetivables, acabar con las “ocurrencias” y las redes clientelares establecidas institucionalmente…  Es imprescindible.

Esperemos que con el Plan Estratégico no pase como con la candidatura de la Cultura Asturiana como padremuñu inmaterial de la Humanidá pola Unesco, anunciada hace más de 10 años por el “Principado”, sin que todavía no hayan hecho nada.

 

 

* Marcos Abel Fernández

(Visited 598.454 times)

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

Esti sitiu ueb utiliza cookies pa que vusté tea la meyor esperiencia d'usuariu. Si continúa navegando ta dando¡l so consentimientu pa l'aceptación de les mencionaes cookies y l'aceptación de la nuesa política de cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies