Inicio > Catas > Experimentando con combinados de sidra
Catas

Experimentando con combinados de sidra

Zumo de sandía y sidra natural es una fresca combinación, pero siempre, eso sí, con moderación… un vaso para el calor es ideal

LA SIDRA.- Vamos a ver, estamos de acuerdo en que la sidra natural es una de mejores bebidas que existen, la más para cientos de miles de asturianos. Pero también es verdad que en los últimos años son varios los especialistas que señalan que hay que abrir nuevas líneas de consumo para que nuestro producto más identitario llegue mejor tanto a quienes no están versados en ella como a las nuevas generaciones.

Unas de esas propuestas pasa por integrarla tanto en la gastronomía, como en cócteles y combinados. Y de estos últimos hoy les dejamos una propuesta, curiosamente recomendada por asturianos que ahora se encuentran en América Latina.

Señalan desde la lejanía que, como en muchas ocasiones la sidra natural que llega a aquellos lares no es “la mejor”, están descubriendo –como ya lo hicieran nuestros antepasados con la sidra gasificada– nuevos métodos de consumo. Y recomiendan… ¡la sidra con zumo de sandía!

Consiste en batir una rodaja del citado fruto hasta conseguir un zumo con todo y su pulpa. Servirlo en un vaso de sidra hasta la tercera parte, agregar un poco de agua con gas y luego un culín de sidra natural. Finalmente se exprime un poco de lima por encima, y si se desea, se puede incluir un hielo pequeño, si es que el zumo de sandía no está frío, porque sería lo suyo. Eso sí, recuerdan que esta mezcla no se debe beber en mucha cantidad, ya que esta fruta es pesada para el estómago y no es muy recomendable mezclarla con alcohol. De ahí que la sidra, por su baja graduación, sea ideal para el combinado. Pero, repetimos, sin pasarse, un vaso es ideal.

¿Cómo surge esta idea? Pues en la América hispana es común combinar diversas frutas como el mango, la granada, la manzana o la misma sandía con zumo de limón y un poco de sal para servirlos como ‘aperitivo’. En México incluso se le agrega un poco de picante en polvo. De manera que la sidra, por su acidez, la hace una bebida perfecta para equilibrar el dulzor del zumo de sandía. Además, si se le añade una piza de sal de mar a la mezcla, realza su sabor.

(Visited 682.276 times)
Estíbaliz Urquiola
Barriga llena corazón contento. Esta máxima siempre me ha acompañado. Como a muchas y a muchos nos ha pasado, mis primeros recuerdos están relacionados con la cocina de mis abuelas que se dedicaron moral y profesionalmente a la cocina, además de su trabajo en la casa. Estudié periodismo y después de pasar por varios diarios, televisiones y emisoras de radio; decidí que mis grandes pasiones conviviesen en armonía. En la Universidad Complutense de Madrid me gradué en el Curso de Experto en Periodismo Gastronómico y Nutricional. Gracias a ello entré a trabajar en la revista LA SIDRA como redactora y ahora intentaré llevar esta sección a ver qué tal se me da. Para mí no hay nada más satisfactorio que descubrir tapas, raciones, platos o postres en todo tipo de lugares. Desde hace años los he ido apuntando en una agenda, por si algún día me pedían una recomendación. Bueno, pues llegó el momento de publicarlas, eso sí, con toda la humildad del mundo. No soy crítica gastronómica, solo que disfruto un montón comiendo y bebiendo en Asturies, el mejor país para hacerlo. Muchas gracias a todas y a todos y ya sabéis… ¡Salud y buenos alimentos!

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

Esti sitiu ueb utiliza cookies pa que vusté tea la meyor esperiencia d'usuariu. Si continúa navegando ta dando¡l so consentimientu pa l'aceptación de les mencionaes cookies y l'aceptación de la nuesa política de cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies