Inicio > Sin categoría > Editorial LA SIDRA de Julio’21 (Nº 207)
Sin categoría

Editorial LA SIDRA de Julio’21 (Nº 207)

Editorial

A mitad de verano, y lamentablemente, el Covid-19 sigue condicionando y marcando nuestras vidas. Las nuevas variantes, la muy discutible efectividad de las medidas sanitarias tomadas al efecto, el lentísimo proceso de vacunación, y sobre todo, las políticas de hostigamiento a la hostelería, y el acoso mediático a la población, acobardándola cuando no criminalizándola directamente como se está haciendo ahora mismo con la juventud, crea una situación en la que la normalidad todavía parece muy lejana.

En unos momentos en los que debiéramos estar pensando en disfrutar de las fiestas de prau, y los múltiples eventos sidreros y gastronómicos, nos encontramos en una situación de incertidumbre que en nada beneficia al sector de la sidra.

Pese al ingente esfuerzo de las sidrerías, siguiendo al pie de la letra las disposiciones sanitarias, reinventándose, ampliando sus ofertas y apostando por una paulatina y responsable normalización; y pese a los avances de los llagareros, que han potenciado de forma notable su oferta online y su presencia en los lineales de alimentación, lo cierto es que no hay forma de normalizar la situación, mucho más, cuando el sector se encuentra absolutamente abandonado por sus responsables políticos.

El “Principado” no solo no ha prestado al sector de la sidra la atención que se merece por su importancia social, cultural y económica, sino que guarda un vergonzoso silencio frente a todas las demandas que se le vienen realizando.

Ahora mismo los llagares se encuentran con los toneles y depósitos ocupados por sidra atrasada del año anterior, y sin la suficiente capacidad para absorber la importante producción de manzana que se espera en la cosecha de este año. La situación no es fácil, porque el “Principado” no facilita liberar ese excedente para la transformación en alcohol o vinagre, a diferencia de lo que ocurre en otras comunidades, como es el caso del País Vasco, que acaba de aprobar una ayuda de 10 millones de euros para ello.

En todo caso, la actividad continúa, el Festival de la Sidra de Nava, ha avanzado en su normalización y se ha celebrado con éxito; la DOP Sidra de Asturies presentará en breve las sidras de este año –de forma restringida-, los concursos de escanciadores parecen comenzar a recuperarse, y eventos un poco más lejanos como la Fiesta de la Sidra de Xixón, o el Salón Internacional de les Sidres de Gala, prevén celebrarse con una relativa normalidad.

Y sobre todo, da gloria ver las pumaradas cargadas de manzana, y eso siempre es una buena señal.

(Visited 1.189.466 times)
Compartir

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

Esti sitiu ueb utiliza cookies pa que vusté tea la meyor esperiencia d'usuariu. Si continúa navegando ta dando¡l so consentimientu pa l'aceptación de les mencionaes cookies y l'aceptación de la nuesa política de cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies