Inicio > Llagares > Con la hostelería asturiana
LlagaresOpiniónSidrerías

Con la hostelería asturiana

LA SIDRA cola hostelería asturiana

No es comprensible que el “Principado” alargue el cierre de la hostelería asturiana teniendo en cuenta los datos de evolución de la pandemia Covid19 en nuestro país, mucho menos la falta de apoyo por parte de una institución que debiera velar por los intereses de un sector con importante peso en nuestra economía

Desde LA SIDRA hemos denunciado en reiteradas ocasiones el abandono en el que el “Principado” ha dejado al sector de la sidra ante esta pandemia, poniendo como ejemplo el caso del País Vasco donde aparte de las ayudas de sus respectivas diputaciones el gobierno vasco ha destinado 50 millones en ayudas para que sus llagares puedan paliar los efectos económicos de la pandemia, mientras que en Asturies no han recibido nada. También hemos denunciado la ridícula ayuda que recibe el sector hostelero asturiano para compensar los efectos de este nuevo cierre, poniendo como ejemplo el caso de Murcia, donde se apoya de forma directa a sus establecimientos con 4.000 a 10.000 €  en función del número de trabajadores.

Pues bien, en esta ocasión nos vemos obligados a denunciar lo injusto que resulta la decisión del “Principado” de alargar el cierre de la hostelería, teniendo en cuenta los datos objetivos de la progresión de la pandemia Covid 19 en Asturies, y lo que es más grave, el intento de culpabilizar a la hostelería asturiana de la progresión de la pandemia, probablemente para desviar la atención sobre la gestión que de la misma ha venido realizando el gobierno de Adrián Barbón.

Objetivamente los datos a día de hoy, con ser graves,  son mejores que en la mayoría de las comunidades que tienen abierta la hostelería, y hay que resaltar que en lo que respecta a la tasa de positividad, se ha mantenido tres días por debajo del 5 % (criterio de control de la OMS) y que en la actualidad se encuentra en el 5,44 por ciento. No son los datos que quisiéramos, pero desde luego no son especialmente malos; y si bien es cierto que el porcentaje de camas UCIS disponibles es bajo, ello no se debe precisamente a la hostelería, sino a unas políticas muy determinadas que han ido desmantelando progresivamente la Sanidad Pública Asturiana, diezmando sus recursos humanos y materiales, de tal forma que no es capaz de responder adecuadamente a la demanda sanitaria que esta pandemia provoca. Otro tanto podríamos decir de las altas cifras de mortalidad, consecuencia de este desmantelamiento sanitario, y del envejecimiento de la población asturiana como resultado de la sistemática destrucción de nuestro tejido socio-económico, y la consecuente emigración forzada de la juventud asturiana; por supuesto nada de ello responsabilidad de la hostelería asturiana.

Llegados a este punto cabe resaltar el ejemplar comportamiento de la hostelería asturiana que no solo venía respetando las disposiciones sanitarias exigidas, sino que en muchos casos las había incrementado de forma voluntaria.

Por último, y para dejar las cosas en su sitio frente a quienes intentan hacer de nuestra hostelería cabeza de turco para diluir responsabilidades propias, queremos recordar que:

  • Se mantuvo confinados a los asturianos innecesariamente durante cerca de tres meses, cuando la presencia de Covid aquí era poco más que testimonial, atendiendo a la alta incidencia de la pandemia en el Estado español.
  • Tras el confinamiento no solo no se procedió al cierre de Asturies a la población con altos índices de contagio –como reconoció el propio Adrián Barbón que era necesario hacer- sino que desde el “Principado” se procedió a una campaña turística basada en Asturies como “lugar seguro”, logrando masificar turísticamente Asturies con población que actuó como vectores de transmisión del virus.
  • Cuando, a consecuencia de lo anteriormente reseñado, la pandemia alcanzó una incidencia insoportable en Asturies, Adrian Barbón fue incapaz de hacerse respetar en Madrid y conseguir un confinamiento que en esos momentos era urgente para evitar su propagación.

Por todo ello, desde LA SIDRA queremos reiterar nuestro apoyo a la hostelería asturiana en estos duros momentos, denunciar la situación de indefensión en que se encuentra, tanto como sector, como individualmente cada una de las personas que dependen de ella para vivir, y nos unimos a la exigencia de unas compensaciones y ayudas dignas, y a la demanda de criterios objetivos, y no políticos, a la hora de decidir su –esperamos próxima- reapertura.

(Visited 1.224.113 times)
Compartir

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

Esti sitiu ueb utiliza cookies pa que vusté tea la meyor esperiencia d'usuariu. Si continúa navegando ta dando¡l so consentimientu pa l'aceptación de les mencionaes cookies y l'aceptación de la nuesa política de cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies