Inicio > AS > ENTAMU LA SIDRA 133
AS

ENTAMU LA SIDRA 133

ENTAMU

Tres unes fiestes nadaliegues nes que les sidres esplumoses recuperaren el debíu protagonismu, escomienza l’añu cola nueva sidre formientando nos llagares y la espeutativa a curtiu plazu del entamu de la temporada sidrera cola Primer Sidre l’Añu.

Mentes llega y non esta primer sidre, la ufierta sidrero-gastronómica sigue destacando de mena imparable: fabes, callos, cachopos, pexe y mariscu comenientemente acompangaos por sidre.

Pero sobro too agora tamos en tiempu d’oricios, esi manxar imposible d’esfrutar si nun ye con sidre, y que comu tantes otres coses, ascendió de comida popular a práuticamente caprichu de gourmet. Festivales del oriciu en Bañugues, Güerres, Ribeseya… y oricios práuticamente en tolos chigres asturianos; una escelente perspeutiva.

Too anuncia un bon añu pa la sidre, salvo la vergoñosa menacia que mos llega del “Principado” con un proyeutu de llei en materia drogues qu’equipara a la sidre con drogues comu la heroína. Un nueu despropósitu que mos vien de quien en principiu debiere defender los nuesos intereses. En cualisquier casu nun paez que vaiga aprebase cola so redaición orixinal y mui probatiblemente véanse obligaos a caltener un estatus diferenciáu pa la sidre, non en vanu la cultura asturiana de la sidre foi declarada Bien d’Interés Cultural.

Pero’l dañu yá ta fechu, desprestixaren a la sidre, y mui probatiblemente prohibirán el so consumu fasta los 18 años. Una aberración ensin xacíu cuandu la llexislación asturiana, encontiada na nuesa cultura sidrera, obtién munchos meyores resultaos frete al acolismu na mocedá que la española, munchu más restrictiva. Paez que tenemos l’enemigu en casa.

Notru sen, la internacionalización de la sidre asturiano ye un fechu imparable. Tanto la sidre tradicional comu les nueves sidres van tando presentes nos eventos internacionales, siendo ca vuelta más conocía y reconocía, xenerando un auténticu fenómenu de turismu sidreru que costitúi de por sigo un nichu económicu qu’escomienza a desendolcase y que tien una perinteresante proyeición.

Tamién vamos conociendo más a les sidres d’otros países, y ye imortante qu’al igual qu’integramos les nueves sidres que mos ufierten los llagares asturianos, tamién vaigamos apreciando sidres que s’ellaboren notros países, qu’en postrer istancia tamién formen parte de la nuesa cultura sidrera, porque denguna sidre mos pue ser ayena.

(Visited 795.839 times)
Compartir

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

Esti sitiu ueb utiliza cookies pa que vusté tea la meyor esperiencia d'usuariu. Si continúa navegando ta dando¡l so consentimientu pa l'aceptación de les mencionaes cookies y l'aceptación de la nuesa política de cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies